top of page

¿CÓMO LIMPIAR LOS CRISTALES DE TU HOGAR?

Que tus cristales permanezcan bien limpios es una tarea fácil siempre y cuando cuentes con las herramientas adecuadas. Si quieres mantener los cristales de tu casa o negocio limpios, aquí te mostramos todas las herramientas que necesitas para convertirte en un buen cristalero.


Mojador de cristales

El mojador de cristales es una de las herramientas fundamentales que se debe de encontrar en cualquier kit limpiacristales.

Este mojador de cristales se utiliza para enjabonar y mojar los cristales mientras se lleva a cabo el trabajo de limpieza. El mojador de cristales está formado por un recambio de fibra sintética que se une a un mango en forma de “T» para facilitar la limpieza gracias a su reserva de agua.


Mojador de cristales, Borrego, limpieza de cristales
Mojador de cristales

Con el mojador de cristales podrás abarcar grandes superficies, por lo que se facilita mucho la tarea a la hora de limpiar los cristales.


Rasqueta

La rasqueta limpiacristales se utiliza inmediatamente después de que hayas pasado el mojador de cristales por toda la superficie. Una vez que se encuentren humedecidos todos los cristales, deberemos de pasar la rasqueta para retirar el agua y poder ir secando el cristal.

Limpieza de cristales profesional, HOGESER , #hogeser
Rasqueta de cristales

A la hora de llevar a cabo esta técnica con la rasqueta, deberás de colocarla en el extremo superior izquierda del cristal y, sin apretar demasiado, bajarla hasta la parte inferior de este en forma recta.

Es importante pasar la rasqueta de esta forma para que el cristal se pueda limpiar con una mayor facilidad. Si lo prefieres, mientras estás descendiendo con la rasqueta puedes inclinarla un poco hacia la derecha para que se vaya drenando el agua poco a poco.



Limpiacristales

Mucho mejor que utilizar una solución de agua con jabón es utilizar un buen limpiacristales profesional. En primer lugar, un limpiacristales profesional cuenta con un mayor poder desengrasante, lo que quiere decir que podrás eliminar con una mayor facilidad cualquier tipo de suciedad que pudiera existir en el cristal.

Una de las ventajas que tienen los limpiacristales es que acaban sin problemas con las huellas de vasos, la nicotina… y, además, desprenden un olor bastante agradable, por lo que no solo limpian, sino que ayudan a crear un mejor ambiente.


Amoniaco

El amoniaco es otro de los productos estrellas a la hora de limpiar los cristales. Para limpiar con amoniaco tienes dos opciones, contar con un limpiacristales especial que cuente con amoniaco o bien contar con amoniaco sin más.

Si decides utilizar el limpiacristales con amoniaco la forma de utilizarlo es como un limpiacristales normal y corriente. Por otro lado, si lo que vas a utilizar es amoniaco solo es importante que prepares el producto ya que no se debe de aplicar directamente sobre la superficie que se pretende limpiar.

Para preparar el amoniaco deberás de diluirlo en un cubo echando medio vaso de amoniaco por cada vaso de agua. Prepara la solución necesaria para limpiar los cristales que quieras. Si quieres un truco para poder limpiar los cristales de una forma más sencilla, prepara esta solución de amoniaco y métela en un vaporizador. Puedes utilizar cualquier recipiente de limpiacristales que se te haya terminado, ya que el uso que vas a hacer de la mezcla va a ser parecido.

Finalmente, para acabar con el olor del amoniaco simplemente deja un poco la ventana abierta y este se irá sin ningún problema.

Bayeta de microfibra

Finalmente, para limpiar los cristales necesitarás bayetas de microfibra. Son varias las razones por las cuales se recomienda el uso de estas bayetas en concreto en lugar de otras.

Una bayeta de microfibra cuenta con una mayor capacidad de absorción, por lo que es estupenda para secar grandes superficies como pueden ser los cristales. Por otro lado, las bayetas de microfibras no dejan ningún rastro o surco después de que las hayas utilizado. Esto es fundamental, ya que la superficie del cristal queda mucho más limpia.

Finalmente, estas bayetas de microfibra son más ligeras y resistentes a la vez, lo que las convierte en un ideal para secar aquellas superficies más delicadas. Con todos estos elementos ya tendrás todo lo que necesitas para contar con un equipo limpiacristales a la altura.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page